Noticias HispanicPRWire

    25 de junio de 2018

    Alcohol Justice y CAPA: informes importantes destruyen argumentos para extender la última llamada en los bares de California hasta las 4 a.m.


    SACRAMENTO, California, 25 de junio de 2018 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- En un evento de prensa en la escalinata del Capitolio la semana pasada, la California Alcohol Policy Alliance (Alianza de Políticas sobre el Alcohol de California, CAPA) y Alcohol Justice divulgaron dos informes nuevos sobre amenazas a la seguridad y la salud pública en todo el estado causadas por la extensión de las ventas de bebidas alcohólicas hasta las 4 a.m. Los grupos e individuos censuraron el proyecto de ley del Senado (SB) 905 (Wiener) que iniciaría un peligroso experimento en siete ciudades por cinco años, el cual podría exponer a más del 76% de la población de California a un mayor daño relacionado con las bebidas alcohólicas.

    "En los diez años pasados, por lo menos cinco estudios importantes han revisado todas las evidencias sobre la extensión de la hora de la última llamada (el aviso para comprar un trago antes de que el bar cierre). Cada uno de esos estudios concluyó que lleva a más violencia, crimen, victimización, colisiones y lesiones", expresó Carson Benowitz-Fredericks, director de l Research, Alcohol Justice, y autor principal de THE LATE NIGHT THREAT: Science, Harms and Costs of Extending Bar Service Hours (LA AMENAZA A ALTAS HORAS DE LA NOCHE: ciencia, daños y costos de extender el horario de servicio en los bares)"Se supone que California sea un lugar donde la política basada en evidencias se imponga a la política basada en el dinero. Los autores del SB 905 deben considerar los daños de las bebidas alcohólicas tan seriamente como consideran las cenas ofrecidas por cabilderos".

    El proyecto de ley, redactado por el senador Scott Wiener (demócrata por San Francisco), que exhibe las etiquetas "LA VIDA NOCTURNA IMPORTA" y "CONTROL LOCAL", encontró apoyo en el Senado del estado, que lo aprobó. La votación del Senado, aunque no fue unánime, fue una clara declaración de que valoró las ventas de bebidas alcohólicas más que la seguridad y la salud pública, y los intereses de los clubes nocturnos y los bares más que las preocupaciones de los vecinos.

    El segundo informe presentado fue una fuerte crítica titulada: El efecto que el SB 905 tendría en las colisiones relacionadas con el alcohol y la falacia post hoc del senador Wiener". La tabla que el senador Wiener está pasando, que afirma que no hay ningún daño en mantener los bares abiertos hasta las 4 a.m., es ciencia basura", denunció Ramón Castellblanch, Ph.D., presidente de Conceptos de Cuidado de la Salud de Calidad, Profesor Emérito de Educación de la Salud de la Universidad Estatal de San Francisco y autor del informe. "Lo está usando para desinformar a los legisladores y para mentirles sobre los efectos MORTALES de extender el horario de los bares hasta las 4 de la mañana".

    "Más de 40 años de datos revisados por colegas confirman que extender las ventas de alcohol equivaldría a más conductores ebrios en la vía a la hora que la gente va al trabajo temprano en la mañana, más colisiones, lesiones y muertes causadas por conductores en estado de embriaguez", dijo Mark B Horton, MD, MSPH, Consultor de Liderazgo en Salud, anteriormente funcionario y director de Salud del estado, Departamento de Salud Pública de California. "Los estudios también muestran continuamente que extender el horario da lugar a considerables aumentos en visitas a salas de emergencia y delitos violentos".

    "Los residentes de West Hollywood que conozco no quieren esto. No quieren más ruido, no quieren más borracheras, y no quieren más peleas y conductores ebrios. Punto. No lo quieren", imploró Sarah Blanch, directora de la Westside Impact Coalition, copresidenta de Los Angeles Drug and Alcohol Policy Alliance (Alianza sobre Políticas de Alcohol y Drogas de Los Ángeles, LADAPA). "Puedo decir con certeza que este proyecto de ley no es bueno para nuestra comunidad, no es bueno para el condado de Los Ángeles, y dudo que tenga otro impacto que no sea negativo para los demás condados de California".

    Según informes revisados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), California ya sufre daños relacionados con el alcohol por $35,000 millones cada año, con 10,500 vidas perdidas y cientos de miles de lesiones adicionales. El costo de este espantoso saldo para el gobierno del estado y las municipalidades es de una enorme cantidad de $14,500 millones anuales.

    "Hay un consenso entre los proveedores de seguridad y de salud pública del estado de que ninguna parte de la industria del alcohol merece ventajas competitivas adicionales hasta que empiecen a pagar la parte que les corresponde de los problemas de California relacionados con el alcohol", expresó Thomas Renfree, director adjunto de Servicios de Trastornos por Uso de Sustancias Ilegales de la County Behavioral Health Directors Association (Asociación de Directores de Salud Conductual de Condados) de California. "La última vez que el impuesto al consumo de bebidas alcohólicas en California aumentó fue en 1992, cuando subió un centavo. Sin protecciones estatales fuertes y uniformes, el poder sobre las regulaciones de salud con frecuencia se revierte, no a la comunidad, sino a empresas acaudaladas, en este caso, las grandes empresas de las bebidas alcohólicas y del entretenimiento. El SB 905 pone los intereses económicos por encima de la salud pública; la Asamblea debe detenerlo".

    "Por favor, consideren a nuestras familias que se pondrán en camino mientras los bares están dejando salir. SB 905 es una muy mala idea. Proteger a nuestras familias", dijo Sandy Logan, CCPS, ICPS, coordinadora de Prevención del National Council on Alcohol & Drug Dependence (Consejo Nacional sobre Alcoholismo y Dependencia de Drogas, NCADD) de San Fernando Valley.

    Mothers Against Drunk Driving (Madres Contra Conductores Ebrios, MADD) se unió al movimiento de oposición contra el proyecto de ley. "El SB 905 no tiene ninguna evidencia que apoye la afirmación del autor del proyecto de que extender las horas de venta no aumentaría los daños relacionados con el alcohol", declaró Lynne Brown, directora del Programa y enlace con las Autoridades de Mothers Against Drunk Driving. "MADD apoya el límite uniforme a las ventas de alcohol en todo el estado. Este límite uniforme evita que la gente vaya de bar en bar para buscar un último trago en establecimientos que cierran más tarde. Con demasiada frecuencia, la búsqueda de 'un último trago' da lugar a que se maneje en estado de embriaguez".

    "El pasado febrero, mi querido amigo David perdió la vida por culpa de un conductor ebrio después de una hora de cierre a las 2 a.m.", dijo Pamela Weller, graduada en salud pública de la Universidad Estatal de California, Dominguez Hills y voluntaria del Asian American Drug Abuse Program (Programa contra el Consumo de Drogas Asiático Americano, AADAP). "Por favor, piensen por un momento en todas las personas que serán afectadas si cualquier bar permanece abierto hasta las 4, las personas que van temprano a sus trabajos, los camioneros, los agentes de la ley, los menores, los adultos jóvenes y los miembros de familias. Los únicos individuos que se beneficiarán con el SB 905 serán los que obtienen una ganancia de las ventas de bebidas alcohólicas. Los exhorto encarecidamente a votar NO al SB 905".

    Gennesis Jerez, integrante de la Coalition to Prevent Alcohol?Related Harms en LA Metro (Coalición para Prevenir los Daños Relacionados con el Alcohol en Los Ángeles, COPALM), ofreció este comentario al divulgarse el informe: "Cuando las familias están en una modalidad constante de supervivencia y tienen una capacidad limitada de leer y escribir y poco tiempo libre, se convierten en víctimas de la expansión de la vida nocturna y al final no tienen elección y son las más impactadas". 

    "El SB 905 es un torpe intento del senador Scott Wiener de confundir a la Legislatura presentándolo como un proyecto piloto, pero no se dejen engañar", declaró Bruce Lee Livingston, director ejecutivo y CEO de Alcohol Justice, coautor de THE LATE NIGHT THREAT: Science, Harms and Costs of Extending Bar Service Hours. "El SB 905 no es nada más que un intento codicioso de obtener más ganancias promoviendo un consumo compulsivo de alcohol en horas de la madrugada. Cuando uno considera las distancias que los jóvenes bebedores conducirán a las 2 a.m. para beber un último par de tragos, el 76% de la población del estado estará en riesgo de colisiones por culpa de conductores ebrios a la hora de ir al trabajo en lo que llamamos las 'Zonas Afectadas'. Exhortamos a la Asamblea a hacer lo que el Senado no pudo hacer y DETENER este peligroso experimento".

    "El resultado de este proyecto de ley es que creará un peligroso cambio de política para California", dijo Michael Scippa, director de Asuntos Públicos de Alcohol Justice. "Este cambio beneficiará económicamente a los vendedores de bebidas alcohólicas en el epicentro de los distritos de entretenimiento de vida nocturna mientras propagan daños y costos a las comunidades circundantes conocidas como "Zonas Afectadas" cuando los bebedores regresan a sus casas incapacitados para conducir".

    El proyecto de ley pasa a la votación de un comité clave el jueves 28 de junio de 2018. Alcohol Justice y la California Alcohol Policy Alliance exhortan al público a ENTRAR EN ACCIÓN en alcoholjustice.org para decir a los Asambleístas que voten en contra del SB 905.

    CONTACTO:

     Michael Scippa 415 548-0492


     Jorge Castillo 213 840-3336

    Logo - https://mma.prnewswire.com/media/147418/alcohol justice logo.jpg

    FUENTE Alcohol Justice; California Alcohol Policy Alliance

    ]]>