Desde el corazón de Wynwood, el distrito de las artes en Miami, llega Tamboka, la banda que toca Gypsy Latin Jungle Jazz Cumbia fusión, en otras palabras, rescata nuestras raíces.

Desde el corazón de Wynwood, el distrito de las artes en Miami, llega Tamboka, la banda que toca Gypsy Latin Jungle Jazz Cumbia fusión, en otras palabras, rescata nuestras raíces.

El álbum "Tamboka" ya está a la venta en todas las plataformas digitales, el primer sencillo se llama "Evol" -del inglés Love al revés-. Son ocho cortes con letras en inglés y español, bilingüe como Miami.

El amor por las raíces, el placer de tocar instrumentos acústicos y transmitir un mensaje de unión y justicia desde la música define a Tamboka, una banda muy querida por los habitantes de la noche miamense.

Tamboka band Tamboka band Tamboka band

Miami, 31 de mayo, 2017. El amor por las raíces, el placer de tocar instrumentos acústicos y transmitir un mensaje de unión y justicia desde la música define a Tamboka, una banda muy querida por los habitantes de la noche miamense.

Su disco debut es producido y editado por Steven Machat, legendario manager, empresario y abogado de artistas como Electric Light Orchestra, Genesis, Peter Gabriel, Phil Collins, Leonard Cohen, Snoop Dogg, Rita Lee entre otros. Machat fue también candidato al Senado de los EEUU por el partido verde y es propietario del sello Machat Music.

Machat afirma: “No creo que Tamboka sea la nueva World Music, creo que es la vieja World Music, sus ritmos han estado con nosotros desde el comienzo de la humanidad y representan diferentes culturas mezcladas en una; es una malteada, un jardín variado, algo que gusta a cualquiera. El sonido es orgánico, viene directo del corazón, el corazón conduce al cerebro y juntos tocan los instrumentos, de acuerdo a lo que el corazón les dicta. Cuando produjimos el disco les dije a los chicos: ‘ no voy a editarlos, quiero que sean Uds. mismos, los exhorto a ser todo lo que quieran ser para representar lo mejor que pueden llegar a ser. Luego nos preocuparemos del mercado y cómo comunicarnos con la gente’. El problema con el actual negocio de la música es que es un negocio, por que se ha olvidado que para que sea un negocio debe existir el arte”, concluye.

 

Resumen del show de Tamboka

 

 

La Marcha contra Monsanto – Bayer que tuvo lugar el pasado 20 de mayo alrededor del mundo, tuvo un especial significado para Tamboka, pues en Miami el grupo ofreció un conicerto en un local de Wynwood llamado Toejam Backlot. “Sentimos mucha energía y una protesta muy poderosa”, dijo Nay Rozé, violinista y cantante principal, quien jutno al guitarrista Tyrone Iregui y demás compañeros de Tamboka vienen tocando por espacio de 6 años desde que se conocieron en el centro educativo Miami Dade College. Rozé, orionda del centro de la Florida, se formó en la música clásica, pero quería explorar sonidos étnicos y encontró en Tamboka el grupo perfecto para ejecutarlos.

Tamboka en la unión de Tambor y Boca. No en vano el nombre, en su disco encontraremos el elemento percusivo como el bongó cubano, el tambor alegre y el llamador del Atlántico colombiano y el cajón peruano, enreverados en esta amalgama que se endulza con la voz y el violín de Nay Rozé.

El primer sencillo”Evol“, es la palabra amor en inglés escrita al revés. Un manifiesto contundente sobre cómo el amor puede ser a veces doloroso. Adobado con flamenco, cumbia y jazz, “Evol” te capturará con sus letras poderosas y un video clip filmado espontáneamente en las calles de Nueva York durante una de sus visitas.

“Fue una coincidencia, porque antes de comenzar a tocar en un parque, una pareja de desamaprados se enfrascó en una fuerte pelea y cuando nos escucharon algo les atrapó de nuestra canción que terminaron haciendo las paces, cantando y bailando con nosotros. Todo eso quedó filmado y lo usaremos en el video de la canción”, afirma Tyrone, co-autor junto a Nay de la mayoría de los temas.

El productor ejecutivo e ingeniero de masterización, Eduardo Durán, habla de un sentido de urgencia en la música de Tamboka. “Rompimos las reglas en cuanto a la manera como se mezclan los temas. El ritmo va adelante de 2 a 3 beats por segundo, mientras que los tiempos de 4/4 y 3/4 típicos del Flamenco y la música latina, hacen que el cuerpo no pueda quedarse quieto. Las letras de las canciones son el inglés mientras que los rapeos son en español. Es toda una síncopa de ritmos, para esta nueva era de inclusión que tambien inluye la música”, agrega.

Ha llegado el momento en que Tamboka se tome el panorama musical. No te pierdas su calendario de conciertos este verano, local y nacionalmente.

 

Visítalos en

 

Tamboka music on TidalTamboka on SpotifyApple Music logoTamboka on Amazon musicTamboka on Deezer

Síguelos en

Tamboka on FacebookTamboka on TwitterTamboka on InstagramTamboka on Youtube

Share