¿ A qué sonó el 2013 ? Aquí está la muestra

¿ Es la música de hoy en día tan predecible que se puede fusionar en una sola sin producir sobresaltos ? Así parece demostrarlo el DJ griego Robin Skouteris, quien en sólo diez minutos, hace un mashup en el que combina los temas más importantes del año pasado.

Entre ellas destacan por ejemplo “Wrecking Ball” de Miley Cyrus, “I Need Your Love” de Calvin Harris & Ellie Goulding, “Locked Out Of Heaven” de Bruno Mars, “Blurred Lines” de Robin Thicke, “Summetime Sadness” de Lana Del Rey, y “Get Lucky” de Daft Punk, por ejemplo.

En total son 56 éxitos que de una u otra forma suenan aquí. El video es este: http://youtu.be/s82ALeqqeCw.

Sin demeritar su trabajo y las largas horas que pasó midiendo beats y compaginando los estribillos, es importante destacar el avance de los softwares para mezclar, pero sobre todo, por la monotonía y similitud de la música de hoy.

Es tan predecible que puedes agarrar 56 canciones y hacer un mashup -una mezcolanza, una amalgama-, ¡ de todas ellas !.

Siempre he comparado la música con la comida y para mí, el pop de hoy es como la comida rápida. Sonidos pasteurizados, sensaciones homogeneizadas, trances cafeinados, excitación azucarada.

¿ Puede la música llevarnos a otro lugar que no sea la pista de baile, el ligue o el desmadre ? ¿ Será que hay algo puede ayudarnos a desarrollar el cerebro ? ¿ Remendar los cables rotos por el exceso de información ?

Los DJ tienen claro cuál es el objetivo de la música actual. Planteamiento corto y directo al grano, descarga de voltaje, saturación de bajos y compresión para no romper bocinas.

¿ Nos estará rompiendo las neuronas en cambio ? He escuchado música en volumen alto toda mi vida, me “inyecté” muchas obras que otros mortales no soportaron, especialmente del Heavy Metal.

Luego me sumergí en las calmadas aguas del New Age, me estimulé intelectualmente con la música académica del siglo XX y recorrí el mundo posteriormente con la música Étnica (World Music).

En fin, comprendo que el Pop tenga la misión de vender y mover una industria de por sí lastimada. Pero nuestros chicos, que son los que más consumen estos hits, deben entender que eso no es todo. Que los éxitos de hoy en día son tan predecibles como el sabor de un chicle o un frozen yogurt.

Ya Robin Skouteris había hecho un mashup de dos temas que llamaron la atención porque sus intérpretes se enfrentaron públicamente. Miley Cyrus y Sinead O’Connor en “Nothing Compares To Wreckin Ball” (http://youtu.be/rDcTgaoVwvs), y parece que el esquema no ha cambiado en 20 años de diferencia entre uno y otro tema.

Con la compresión del mp3 y los dispositivos para escuchar cada vez más pequeños, como el teléfono, se ha perdido mucho la posibilidad de escuchar grabaciones de calidad.

Yo me pregunto si no terminaremos ya como autómatas oyendo lo mismo en todo el planeta.

¿ Y tú qué opinas ?.

Share